Translate

viernes, 29 de abril de 2011

Y en eso llegó la censura

Los regímenes totalitarios utilizan la censura para impedir que algunas cosas lleguen a todos. En la Alemania nazi, se quemaron miles de libros y muchos artistas tuvieron que huir si querían salvar su vida, lo mismo pasó en la extinta U.R.S.S. donde la ridiculez de la censura llegó a impedir que Cien años de soledad se editara en una edición completa, se quitaron las partes que consideraron "obscenas",  en España, la censura en la época de Franco iba desde ponerle un velo en el escote a las presentadoras en televisión hasta impedir que las obras de Henry Miller se exhibieran en los escaparates de las librerías; en Estados Unidos, siendo un país democrático pero muy puritano, la obra de Nabokov,  Lolita,  fue prohibida por indecente, y algo realmente surrealista fue cuando se emitieron unos sellos españoles con la imagen del cuadro de la Maja Desnuda de Goya y las cartas que llegaban a U.S.A. ¡eran devueltas! pero es que Cuba no se queda atrás ¡faltaría más!

En las viejas "sesiones de tarde" que pasaban por el canal 4 veía muchas películas americanas, pero también españolas, mexicanas y argentinas, entre estas últimas había una serie que parodiaban, al menos en los títulos, a otras películas que habían alcanzado fama, como es el caso de la que me ocupa hoy, Escuela de Sirenas y tiburones, era una película que vista ahora es más bien mala, pero  los recuerdos que me trae la hace muy entrañable para mí. Pues bien, en esta película había una serie de números musicales y de repente... ¡uno desapareció! es el que aparece a partir del minuto 13,26  ¿a que no adivinan el motivo?  los dejaré que piensen un poquito.


miércoles, 27 de abril de 2011

Siguiendo con el macramé

Sigo practicando con el macramé, y aunque estoy teniendo un poco de dificultades, los nudos me están provocando tendinitis, voy haciendo cositas. Tengo pendiente por terminar un par de cintos, bueno eso de terminar es un decir, uno lo he desarmado unas cuantas veces, estoy como Penélope la mujer de Ulises, y el otro se ha quedado montado pero no puedo seguir sin ayuda de la profesora, escogí un modelo que me pareció fácil, pero la práctica me ha demostrado que estaba equivocada.  Aún así, he estado haciendo experimentos, y me han salido unos anillos con la base de macramé, quedan resultones y así aprovecho las cuentas que se me van quedando sueltas. Intentaré preparar un tutorial, igual se animan a hacer unos cuantos.

lunes, 25 de abril de 2011

Resultado de Artistas con corazón

2.100 Euros fue lo que se recaudó en la última edición de Artistas con Corazón, que este año estaba dedicado a ayudar a los damnificados del terremoto de Japón. Aquí pueden ver fotos y una información más completa.  Me alegra saber que aún queda gente solidaria. Muchas gracias a todos.

miércoles, 13 de abril de 2011

Basil Rathbone

Era un señor muy estirado en Ana Karenina
Malo malísimo en Robin de los Bosques  
y  en  Capitán Blood
Pero su personaje de Sherlock Holmes es el que me trae mejores recuerdos de las tardes que pasaba frente al televisor.
Acompañado de su fiel amigo Watson, encarnado por el actor Nigel Bruce, siempre terminaba descubriendo al criminal.
En total fueron 14 películas interpretando al personaje que lo hizo famoso, las dos primeras transcurren en la época victoriana,  el resto se desarrolla en la Inglaterra de la 2ª guerra mundial,  hay que tener en cuenta que en esa época se hacían muchas películas propagandísticas y ¿quién mejor que Sherlock Holmes para luchar contra la amenaza que representaba el otro bando?
Buscando datos sobre Rathbone, me he encontrado una anécdota que me llamó la atención: En una fiesta celebrada en 1939, Darryl Zanuck, presidente de Fox, se volvió hacia el actor y le comentó que él podría ser el perfecto Sherlock Holmes, cierta o no la historia, al menos para mi no habrá otro Holmes igual, aunque la mayoría de las películas no tuvieran nada que ver con la historia original, era el personaje en sí el que me apasionaba, y aún hoy cuando veo alguna vieja película no me fijo en los fallos que pudiera tener, sino sencillamente viajo en el tiempo y me convierto en la niña que se entusiasmaba con las aventuras del primer detective que hizo de su oficio una ciencia.
Si les interesa saber algo más sobre este actor pueden verlo aquí