Translate

domingo, 1 de mayo de 2022

Día de la madre

No hay día en que no recuerde a mi madre, siempre algo me la recuerda, una frase, una canción, un olor.

11 años estuve sin verla y durante los últimos 10 años de su vida estuve a su lado, cuidándola en sus múltiples dolencias. Y aunque a veces la responsabilidad me sobrepasaba nunca dejé de mirar por ella, aunque para ello tuve que sacrificar mi vida personal y familiar. Por suerte siempre he tenido a mi lado a Julio que me apoyó y ayudó en todo lo que pudo.

Un recuerdo de  ella: durante los 11 años que estuve viviendo en Cuba y ya con la cartilla de racionamiento, "tocándome" solo un par de zapatos por año, zapatos que a los 6 meses ya no me servían, yo era una niña y luego una adolescente que crecía ,  ella nunca compró los que le tocaban para que yo pudiera tener al menos unos zapatos medianamente decentes, por eso desde que comencé a trabajar en España hice todo lo posible por enviarle todo lo que le hiciera falta y aunque mi sueldo no era mucho todos los meses separaba una cantidad para enviar artículos a la familia en cuanto se encontraba ocasión de hacerlo. 

Mi madre era toda generosidad pero también sabía hacer frente a las injusticias, aquí un ejemplo de lo que era capaz.  

Algún día nos reuniremos de nuevo, al menos prefiero pensarlo así.







11 comentarios:

  1. Qué bueno que puedes decir que cuidaste de tu mamá en sus últimos anos. No todos pueden decir eso. Y el ejemplo de los zapatos es uno dentro de una multitud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alí
      Fue una satisfacción saber que pude hacerle la vida más llevadera cuando ya estaba bastante enferma, lo de ella eran enfermedades invalidantes y había que ayudarla para todo. Y respecto a los zapatos, ya después me encargué de que nunca le faltaran.
      Gracias por pasar y comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sí que era generosa y, por lo que cuentas, una luchadora en aquel país y en aquellos momentos. No me extraña lo que sientes por ella. Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ethan
      Mi madre desde siempre fue muy luchadora y también tenía mucho carácter, no era fácil amedrentarla.
      Gracias por pasar y comentar. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Querida Lola
    Estoy segura que tu amada madre, desde algún lugar te ha de seguir bendiciendo. Lo dio todo por ti. ¡Qué buena hija has sido! Eres digna de admiración.
    Un fuerte abrazo colmado de afecto.

    ResponderEliminar
  4. Hola Rud,
    Gracias por tus palabras. Te diré que para mí el mejor piropo que me han dicho fue: "Esta señora está muy bien cuidada" lo dijo una doctora especialista a la que había llevado a mi madre por primera vez, después de leer el cartapacio que llevaba del informe médico y reconocer a mi madre, quedó admirada de lo bien que se veía para su edad y múltiples dolencias. Mi madre le contestó: "Es mi hija quien me cuida".
    Todo lo que le hice fue con todo el amor del mundo a pesar de haber pagado un alto precio tanto físico como síquico, pero no me arrepiento y lo volvería a hacer si fuera necesario.
    Un abrazo y que tengas una buena semana.

    ResponderEliminar
  5. Hola Lola!
    Siempre me gusta leerte cuando escribes de tu mamá. Me parece muy bonito que hayas cuidado de ella hasta el último. Y entiendo que sea muy agotador física y emocionalmente. Mi tía cuida de mi abuelita que ya tiene 92 años y es muy demandante. PEro aunque para cansada dice que ella no podría mandar a su mamá a un asilo como hacen en otros países.
    Te mando un abrazote Lola, es bueno saber de ti :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar,
      Una alegría tenerte por aquí.
      Dale un fuerte abrazo a tu tía de mi parte, que aunque no la conozco entiendo perfectamente la labor que hace. Y respecto a los asilos, creo que todo depende de las circunstancias, yo no trabajaba en ese entonces y pude dedicarme en cuerpo y alma a mis padres pero tal vez eso no hubiera sido posible de yo estar trabajando y necesitando trabajar, yo no puedo esperar que mi hija haga conmigo lo que yo con mi madre, los tiempos cambian y sobre todo las circunstancias personales, en realidad todo eso es un debate delicado.
      Un abrazote y a ver si te animas a publicar algo.

      Eliminar
  6. Que tal Lola!
    Disculpa, se me paso por alto leer tu entrada. Me ha parecido muy entrañable e intenso ese recuerdo a tu madre. Yo era lo que se llamaba "hijo de soltera", me criaron entre mi madre y mi tía, se dejaron la piel y la vida para sacarme adelante.
    Besos;)

    ResponderEliminar
  7. Por favor, Fran, no tienes que disculparte, faltaría más.
    Entiendo que para tu madre sería especialmente dura la situación, era una época en que muchas cosas estaban mal vistas y gente criticona siempre ha habido por desgracia, por suerte esas cosas han ido cambiando, y lo que digo yo, con lo complicado que es ocuparse uno de la propia vida para estar metiéndose en la de los demás.
    Por lo que has comentado en otras ocasiones tú también has sido un buen hijo y eso tu mami siempre te lo agradecerá desde donde quiera que esté.
    Un abrazo y un beso.

    ResponderEliminar
  8. Querida Lola
    En verdad, aunque pensemos que seamos muy originales; ciertas frases de nuestras madres, siempre están en nuestra mente, o en ciertos momentos.
    Como te expresé, hace un mes, has sido una hija magnífica. Para que una médica te haya dicho que tu mamita estaba bien cuidada, debió estar en un estado óptimo para su edad. Me alegra ser amiga de una persona tan grata como tú; muchas gracias.
    Deseo que estés gozando de buena salud.
    Un enorme abrazo, con afecto.

    ResponderEliminar

Deja tu tarjeta de visita