Translate

lunes, 11 de febrero de 2019

La Valentía.



Últimamente casi prefiero ir más  al teatro que al cine, a fin de cuentas las películas terminan pasándolas por televisión o en alguna plataforma o bien, si hay mucho interés, te compras el DVD cuando salga.    En el teatro  todo es más directo  y se establece un vínculo entre actores y espectadores que en el cine no es posible.

Aprovechando que ya está la nueva temporada de teatro en Castellón, fuimos a ver una comedia, La Valentía. La trama va de dos hermanas que han heredado una casa en el campo, una de ellas quiere mantenerla mientras que la otra preferiría venderla, a partir de esta situación se van creando una serie de enredos.
En general   la encontré simpática aunque nada del otro mundo, pero si lo que se busca es pasar un rato agradable creo que la obra cumple con su cometido;  todo esto lo digo desde mi opinión personal que no tiene que coincidir con la de los críticos o con la de personas más avezadas en cuestiones de teatro.

Les dejo la ficha por si alguien  tiene oportunidad y deseos de verla.
Texto y dirección: Alfredo Sanzol
Reparto: Jesús Barranco, Francesco Carril, Inma Cuevas, Estefanía de los Santos, Font García y Natalia Huarte.








sábado, 2 de febrero de 2019

Tornado


No voy a hablar de ninguna película, sino de algo real que sucedió hace pocos días en La Habana, y que afectó a sitios  relacionados con mi niñez y adolescencia.
Sorprendentemente el pasado 28 de enero un tornado, algo inusual en Cuba, arrasó con varios barrios de la provincia de La Habana, dejando un saldo de  cuatro fallecidos, alrededor de 170 heridos  y más de 1000 viviendas completamente destruidas. Para más desgracia, el fenómeno pasó por los sitios más desfavorecidos de la ciudad, donde la gente vive en casas que  no tienen mantenimiento desde hace 60 años, en todo ese tiempo en Cuba se han seguido construyendo hoteles, propiedad de los militares, así que eso de la falta de material de construcción por culpa del tan cacareado "bloqueo" no es cierto, si no hay para una cosa tampoco debería de haberla para otra.
El colmo de la falta de humanidad de ese gobierno que lleva en la isla más de medio siglo es que  se han puesto a VENDER comida a gente que lo ha perdido TODO y encima ponen trabas a la ayuda que muchos cubanos desde U.S.A. han intentado enviar: están decomisando toda la comida que llega al aeropuerto José Martí, y no han bajado ni un centavo a los abusivos aranceles que cobran por entrar cualquier tipo de mercancía a la isla. La cosa no termina ahí, sino que encima no permiten que mucha ayuda que los propios cubanos de la isla llevan a sus conciudadanos pueda ser repartida. Aquí, pueden leer lo ocurrido con las integrantes de la orquesta Camerata Romeu.  Es cierto que otros artistas han ido a prestar su ayuda y no han tenido problemas, pero ¿por qué unos sí y otros no?
Lo interesante es que ya algunas personas se han cansado de tantas promesas sin cumplir y ésto fue lo que sucedió en una de las visitas de "dirigentes"   Ojalá algún día ese pueblo termine de despertar y exija sus derechos, derechos que les han ido mermado cada vez más.

Lista de precios de la comida que está vendiendo el gobierno cubano a los damnificados.
El arroz congri (8.50 pesos cubanos) que venden.  ¿Dónde está el pollo?
El salario medio en Cuba es de 767 pesos mensuales. Saquen cuenta de lo que le costaría a una familia de 4 miembros comer un mes.
Por cierto, muchos dueños de paladares, restaurantes en Cuba, han estado repartiendo comida GRATIS  , sí, esos mismos señores que según el gobierno no piensan más que en enriquecerse y los muelen a impuestos y trabas para que no puedan prosperar, no sea que se vuelvan demasiado capitalistas, porque ya se sabe que el gobierno de Cuba es muy socialista y mira por el bien de sus ciudadanos, que para eso se erigió en Faro de América, lo malo es que a ese faro hace tiempo que se le apagó la luz.


jueves, 31 de enero de 2019

Amor sobre ruedas.


Que un tipo tan desagradable: machista, pagado de sí mismo y que le importa un pimiento mentir constantemente  termine convertido en casi otra persona, como si hubiera un desdoblamiento de personalidad casi que no me lo creo, aunque dicen que los milagros existen, y si el amor anda por medio con más razón.
Resumiendo: me gustó muchísimo esta comedia francesa que no se corta un pelo para hacer chistes que hoy son considerados no políticamente correctos, la película, que no llega a dos horas, nos muestra como un señor igual al  descrito más arriba, por una serie de equívocos llega a hacerse pasar por inválido y como gracias a esta circunstancia conoce a una mujer que le hará cambiar su forma de ver la vida.
Para mí, que dejé de frecuentar el cine hace ya bastante, tanto el director, que también es guionista y actor principal de la película, como el resto de los actores que participan en la misma me son completamente desconocidos, pero me han dejado buena impresión y no me importaría volver a ver de nuevo a los implicados en alguna otra comedia, porque para dramas ya tenemos a diario.
Título original: Tout le monde debout


martes, 22 de enero de 2019

Esas series

Las veía en mi tele en blanco y negro, y procuraba no perderme un episodio.
Mi preferida sigue siendo Colombo.

martes, 1 de enero de 2019

60 años

Dice el tango que 20 años no es nada, pero 60 años de falta de libertades es mucho tiempo para cualquiera.
Mi padre murió soñando con volver a la tierra que aunque no fue donde nació, fue la que sintió como suya. Yo, hace ya tiempo que perdí la esperanza de regresar algún día, total, ni siquiera la Cuba que yo conocí de niña existe ya, sólo queda en los recuerdos que cada vez se van diluyendo más.
Aquí, dejo el enlace de una entrada que hice con mis recuerdos de aquel ya lejano, 1º de enero de 1959. 

sábado, 22 de diciembre de 2018

Feliz Navidad.

Y otro año más que se nos va, el tiempo parece que pasa cada vez más deprisa.
A todos mis amigos, los físicos y los virtuales, les deseo muchas cosas buenas para este próximo año que ya está a las puertas, sobre todo salud que los que ya tenemos unos añitos es lo que más valoramos, aparte de la familia.

Yo no soy especialmente religiosa, soy un poco "asín" , pero pasados los años en que la Navidad no era para mí una buena época, ahora vuelvo a disfrutar de todas esas canciones que hablan de paz y amor y que no tienen por qué circunscribirse a determinada fecha.

Y rebuscando en la red, me he encontrado con este villancico que cantábamos cuando era una niña, ajena a lo que me depararía el futuro años más tarde.



Aunque mi canción de navidad preferida sigue siendo Stillen Nacht.


   
¡Hasta el próximo año y mucho amor y salud para todos!